Cómo preparar una torta helada

Una receta deliciosa para compartir en familia en verano es la torta helada. Cual sea la fruta elegida, este será el postre ideal por su consistencia y combinación de sabores y texturas que refrescan durante la temporada de calor.

Aunque es algo complicado de preparar, por la cantidad de tiempo que se invierte, vale la pena hacerlo si es para una ocasión especial como un cumpleaños, una fiesta de bienvenida o una reunión de toda la familia.

La torta helada requiere de todo un día de preparación, por que necesita refrigerar cada una de sus partes antes de la presentación final. Además lleva una parte de biscochuelo que es necesario elaborar previamente la noche anterior para usarla al día siguiente en el armado.

Bizcochuelo

  • 4 huevos
  • 1 taza de azúcar blanca refinada
  • 1 taza de harina preparada

Preparación

Ubica un molde de tamaño grande en el cual puedas armar la torta helada; luego en este mismo molde hornea el bizcochuelo. Inicia la preparación batiendo las cuatro claras de huevo hasta que forme picos; luego agrega el azúcar de poco en poco para no bajar las claras.

Después vuelve a batir la mezcla y agrega yema por yema hasta que se integre todo; finalmente agrega la taza de harina previamente cernida. Enseguida, enmantequilla el molde y y llévalo al horno a 180ºC entre 20 y 30 minutos o hasta que veas que está listo. Debe quedar dorado.

Una vez listo, déjalo enfriar, desmóldalo y procede a cortarlo horizontalmente en partes iguales. Procede a retirar la corteza del bizcochuelo y manténlos listo en una fuente para el momento del armado.

Ingredientes torta

  • 1 taza de fresas frescas limpias
  • 2 cajas de gelatina de fresa de 40 grs.
  • 2 láminas de colapez
  • 4 tazas de agua caliente
  • 1 lata de leche evaporada (helada)
  • 1 lata de duraznos al jugo

Preparación

Disuelve las hojas de colapez en una 1/4 de taza de agua hirviendo y dejarlo enfriar. Luego, en otro bowl disuelve la gelatina en tres tazas de agua hirviendo, luego cuando se haya disuelto totalmente, agrega una taza de agua hervida fría.

Enseguida aceita ligeramente todo el molde donde se hizo el biscochuelo y vacea los 3/4 de la gelatina y guardalo en el congelador sobre una superficie recta y plana.

Aparte bate la leche evaporada helada, de preferencia con batidora, hasta que doble su volumen y luego agrega la gelatina restante y el colapez frío en forma de hilo hasta que la mezcla quede compacta y de color uniforme.

Cuando haya cuajado la gelatina del molde, sácalo de la congeladora y colócale los duraznos al jugo partidos en tajadas pequeñas. Ordénalos de tal forma que se pueda apreciar un diseño tentador al verse listo. Luego agrégale una capa de leche con fresa y guárdalo en la refrigeradora hasta que endurezca.

Luego, coloca la primera capa de bizcochuelo en el centro del molde y cúbrelo con la gelatina batida; después pica las fresas y colócalas sobre la gelatina en la torta; después congélalo.

Finalmente coloca la segunda capa de biscochuelo y cúbrelo con el almíbar de los duraznos; termina cubriendo con la gelatina restante  y congélalo. Para desmoldar, puedes pasarle agua caliente a las paredes externas del molde y luego voltéalo sobre la fuente a servir.

Fuente: Univisión, EstudiaGratis, GastronomiaPeru.

Imagen: AMorfar, Fullemocion.

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados