5 recetas fáciles y rápidas que te sacarán de apuro en el almuerzo

Preparar el almuerzo cada día es un reto. Es una combinación de nutrición, sabor y facilidad de preparación porque cada minuto cuenta. Además, está el factor frecuencia, y no hay mejor síntoma de este indicador que los ojitos decepcionados de nuestros seres queridos al ver que sobre la mesa hay un plato que ya preparaste la semana pasada.

Hoy queremos compartir 5 recetas para que la preparación del almuerzo en días hábiles sea más sencilla que nunca. Ya el fin de semana tómate un descanso y sal sola, con tu novio o con toda tu familia a comer a un restaurant. Toma nota.

  1. Pollo al grill

¿Con hambre, pero con más prisa aún? La noche anterior, filetea una pechuga de pollo. Marínala en un bol con un poco de sal, un diente de ajo molido, vinagre (si deseas) y pimienta o curry. Cubre el recipiente con papel film y llévalo al refrigerador. Al día siguiente, cocina el pollo sobre el grill y acompáñalo con arroz blanco, quinua, ensalada de palta o la receta del puré que viene a continuación.

  1. Puré de papas

En el Perú la receta archiconocida requiere de una especie de aderezo con ajos, a diferencia de la receta inglesa que solo consta de papas aplastadas con leche y mantequilla. Para disfrutar de un plato con ese toque más suculento, propio de la comida peruana, aplasta un diente de ajo y dóralo con dos cucharadas de mantequilla en una olla a fuego lento. A continuación, agrega 4 papas sancochadas y aplastadas, vierte leche al gusto y sazona con sal o pimienta. Acompaña este rico puré con una pierna de pollo al horno o una hamburguesa casera.

  1. Ensalada de atún

¿Tienes una lata de atún a la mano? Perfecto, no morirás de hambre hoy. Escurre el aceite excedente y mezcla la carne con maíz cocido, tomates en cubitos, zanahorias, vainitas, espárragos, lechugas o cuanta verdura se te antoje. Aliña con aceite de oliva, sal y limón. Acompaña tu ensalada con un rico refresco de cebada.

  1. Tallarines a lo Alfredo

La cocina italiana es más sencilla de lo que crees. Necesitas crema de leche espesa, mantequilla, jamón inglés picado en cubitos, sal y spaghetti al dente. En una cacerola derrite la mantequilla y añade una taza de crema de leche. Deja que esta mezcla se vuelva homogénea, añade la sal y el jamón. Una vez que haya hervido mezcla esta salsa con los fideos y sírvelos calientitos.

 

  1. Spaghetti a la boloñesa 

No puedes ser un hombre o mujer independiente sin tener pasta de tomate en las alacenas de tu cocina. Necesitarás 300 gramos de carne de res molida, un diente de ajo molido, una cebolla pequeña picada en cubos diminutos, un paquete de pasta de tomate, sal al gusto, y perejil y queso edam o parmesano para decorar.

Vierte dos cucharadas de aceite en una sartén y cocina la carne. Añade las cebollas para que estas también se doren y posteriormente agrega el ajo molido. Suavemente deja caer el contenido del paquete de salsa de tomate. Cuando haya hervido, rectifica la sazón y añade sal si es necesario. Incorpora el spaghetti y sirve. Decora con perejil y queso.

   bolo

Etiquetas : , , , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados