Omelette de jamón y queso

A veces nos levantamos con ganas de un rico y suculento desayuno, pero abrimos nuestro refrigerador y solo vemos uno que otro insumo, que poco puede servir para nuestro objetivo.  Por eso, si estamos en esa situación, quiero compartir con ustedes la receta de un rico omelette de jamón y queso fácil de preparar, económico y muy delicioso.

¡Creánme! Es una muy buena alternativa, cuando tenemos ganas de un desayuno bien servido y sin mucha dificultad. Esta tortilla puede ser lo mejor para una mañana fría, la cereza de la torta. Acompañada de un café calientito hará las delicias de propios y extraños, a tal punto que no querremos convidar ni un pedacito de nuestro salado manjar.

Los que necesitamos para hacer un buen omelette de jamón y queso es lo siguiente:

Ingredientes (basados en la preparación para 2 personas)

  • 2 huevos
  • 50 g de queso mantecoso (si no tiene puede usar otro tipo de queso)
  • 50 g de jamón
  • 1/2 taza de leche
  • 1/2 taza de harina
  • 1 cucharada de mantequilla o aceite
  • sal y pimienta al gusto

Preparación

En primer lugar, debemos hechar los 2 huevos en un envase y batirlos hasta que la clara y la yema estén completamente mezcladas. Luego vertimos la media taza de leche y la harina junto con los huevos. Batimos la mezcla  hasta que tengamos una combinación pareja, sin nada de grumos. Y espolvoreamos sal y pimienta al gusto.

Cortamos el jamón y queso en trozos, puede ser en cubos o en tiras, depende de nuestros gustos y preferencias; mientras que la sartén se va calentando y derrite la mantequilla, si no contamos con este ingrediente podemos utilizar aceite, no hay ningún problema.

Cuando ya este la mantequilla derretida introducimos los huevos. Movemos la sartén hasta que el huevo ocupe toda la superficie y vaya tomando consistencia. Bajamos el fuego ligeramente para colocar, en la mitad, el queso y jamón, de tal manera que podamos tapar ambos ingredientes y, con la ayuda de la espátula, le damos vuelta para conseguir una cocción pareja.

Dejamos que el omelette se cocine por unos 15 minutos, moviéndolo constantemente para prevenir que se cociné de más. Cuando este dorado por fuera ya podemos retirarlo.

Luego del trabajo viene el gusto de disfrutar el riquísimo omelette de jamón y queso, que de seguro será devorado tan sencilla y rápidamente como lo preparamos. Además, pueden acompañarlo  con tostadas y un café pasado al gusto. ¡Creo que ya sé cual será mi desayuno mañana!

Imágenes: elgranchef.com, zonafemenina.com, pbase.com.

Fuentes: recetasdeargentina.com, guanajuatoenlinea.com.

Etiquetas : , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados